Category Archives: Convivencia Escolar

Autocuidado y Seguridad: Cyberbullying y ciudadania digital

El mundo de hoy está compuesto por diversas dimensiones de convivencia: los entornos físicos y los espacios virtuales. Tenemos que ser y compartir con otros en estas dimensiones, generándose una multiplicidad de identidades. Esto permite explicar la proliferación de fenómenos como el cyberbullying, la suplantación de identidad, el rooming, la sextorsión de menores, y tantos otros riesgos que han aparecido como expresión de los posibles perjuicios que trae el uso de nuevas tecnologías. El mundo virtual, liderado por la interacción a través de las redes sociales, se ha convertido en un entorno de coexistencia inconsciente, donde es difícil dimensionar las consecuencias de nuestros actos. Los límites entre los comportamientos constructivos y aquellos nocivos se perfilan de manera más borrosa que en el mundo físico.

Con este personaje del ser virtual, no palpable ni medible físicamente, nos hemos adueñado del derecho de manifestar los pensamientos/ideas/emociones que queremos, sin filtros, sin importar si éstas generan o no un impacto en otros, sin considerar si estamos faltando el respeto o la dignidad de otros.

Jornada de Capacitación Mediadores Escolares

Encargados de Convivencia escolar de nuestro Liceo participaron en la Jornada de capacitación como Mediadores Escolares, técnica que permitirá a nuestros estudiantes resolver los conflictos entre pares. Esta jornada se realizó en la sala José Nuez del Rotary Club de San Bernardo el día 30 de mayo de 8:30 a 13:00 hrs.

Autocuidado y Seguridad: Que nuestro entorno sea saludable.

Las instalaciones del Liceo Bicentenario de San Bernardo acogen diariamente a una población flotante estimada de 600 personas, entre estudiantes, funcionarios y apoderados. Muchos de nosotros pasamos gran parte del día en sus dependencias, ya sea en clases, recreo o desarrollando las labores propias de una institución educativa.

Esto constituye un entorno que compartimos a diario y donde estamos unidos por un espacio físico, social y cultural donde se habita cotidianamente ( y es equivalente a cualquier vecindario, vereda, municipio, ciudad) y donde se establecen relaciones sociales que determinan una manera de vivir y de ser.

Entendiendo que pasamos gran parte del día en este espacio compartido, es importante hablar de “Entornos Saludables” haciendo hincapié en los aspectos de limpieza básico, como los relacionados con espacios físicos limpios y adecuados, así como las redes de apoyo para lograr ámbitos psicosociales sanos y seguros, exentos de violencia (abuso físico, verbal y emocional).

La masificación del consumo y el desarrollo tecnológico de las últimas décadas, entre otros factores, han promovido estilos de vida descuidados (o no saludables) en la población incluyendo el vandalismo y daño en los espacios comunes que a todos nos sirven.

Frente a esta realidad, la mejora o mantenimiento de un estándar de calidad alto en nuestro entorno depende no solo de implementar dependencias con tecnología de punta, sino de crear conciencia en los hábitos de vida individual de todos nosotros como integrantes del Liceo Bicentenario de San Bernardo.

Por la cantidad de horas que permanecen en ellas, las instituciones y empresas, sean lugar de trabajo, universidades, escuelas, etc., constituyen el entorno más propicio para promover la adopción de un estilo de vida saludable que abarque y acompañe todo el ciclo de vida de la persona.

Los beneficios asociados a los entornos saludables incluyen:

  • Mantenimiento y mejora de la salud y el bienestar de los integrantes de la institución.
  • Aumento de la satisfacción de todos los que integran la institución (trabajan, participan y/o estudian) por sentirse cuidados por ésta.
  • Mejora del desempeño académico y laboral.
  • Motivación, compromiso y desarrollo de un sentido de pertenencia.
  • Mejora de la imagen institucional.
  • Naturalización de hábitos saludables por la continuidad de permanencia en un entorno promotor de este estilo de vida y su continuidad en el entorno familiar y comunidad de pertenencia.

Como comunidad educativa, somos constantemente destacados por nuestros logros académicos y debemos ser coherentes con esa imagen a través del cuidado de nuestro Liceo. Así como somos responsables de nuestros resultados, también lo somos de mantener limpias nuestras salas y patios.

Además, nuestro personal de aseo y asistentes de la educación pone todo su esfuerzo por mantener las dependencias limpias y en buen estado, por lo que resulta justo reconocer su labor evitando rayar las paredes, dañar el mobiliario, botar papeles en el patio o todo aquello que no haríamos en nuestros hogares.

Todos agradecemos y reconocemos estar en un entorno grato. Contar con dependencias limpias y bien cuidadas hace que nuestra jornada sea más grata. Cuida tu entorno y no permitas que nadie dañe tu liceo.

Autocuidado y Seguridad: En un sismo durante la jornada de clases.

ANTES DEL SISMO.

Asegúrate de:

  • Conocer las señalizaciones, zonas de seguridad y las rutas de evacuación dentro de la escuela.
  • Revisar objetos en altura que pueden caer y causar daño durante el sismo, como por ejemplo cuadros, libros de estantes, etc.
  • Mantener el orden de tu sala de clases para que las vías de escape estén siempre libres.
  • Participar en los simulacros en el colegio.

DURANTE EL SISMO.

Sigue las instrucciones del profesor y suspende las actividades que estés realizando de manera inmediata y busca protección en un lugar seguro, como al costado o debajo una mesa, cúbrete la cabeza con las manos y ponla entre tus rodillas.

Autocuidado y Seguridad: De las Cosas Personales

Porque el bienestar de nuestros estudiantes es prioritario, a través de la siguiente campaña buscamos crear conciencia entre nuestra comunidad sobre una serie de puntos relativos la precaución con los objetos personales, la mantención del entorno y del autocuidado de nuestros estudiantes.

Cuidado de las Cosas Personales.

Si alguna vez su hijo llega a casa sin el estuche o el bolso que tiene para estudiar, es probable que se deba a un extravío pues su jornada transcurre entre distintas actividades. Acá tenemos una oportunidad perfecta para enseñarle sobre el valor de las cosas y a cuidarlas.

1. Dele la responsabilidad.

Mientras los padres se encargan de estar al pendiente de sus cosas, el hijo se despreocupa y confía.  Es apropiado decirle que él es el responsable de sus cosas y que nadie más vas a cuidar sus pertenencias, ni buscarlas, ni reponerlas cuando se pierden.

IMPORTANTE:

Para actualizar nuestra base de datos laboral de profesores, invitamos a los profesionales de la educación a enviarnos sus antecedentes vía mail a lbicentenario@corsaber.cl.

Atentamente.
Dirección
Liceo Bicentenario San Bernardo.